lunes, mayo 12, 2008

Death Note #06


Desde el tomo tres ya quedé enganchado definitivamente al manga en cuestión y tras este último no puedo estar mas ansioso de leer el siguiente. Me arrepiento de no haberla comprado mes a mes y pienso que es una de las mejores historias otakus que he leído nunca.

MisaMisa

Dicho esto os comento a grandes rasgos lo que ha pasado hasta ahora. L sigue su investigación desde su nuevo cuartel general, en principio lo mas importante es la aparición de un segundo Kira (el asesino), que resulta ser una admiradora del primero, Misa Amane, sin embargo sin apenas digerirlo, aunque tras muchas páginas eso sí, nos veremos inmersos ante uno de los mas sorprendentes giros argumentales jamás vistos en una serie (si nos olvidamos por un momento de la serie de televisión Lost XD), por el cual Light Yagami, el Kira original, hace que Misa ceda su cuaderno, con la consiguiente pérdida de memoria de todo lo relacionado con los asesinatos (una de las muchas reglas) y también él mismo acaba renunciando a su libro de la muerte y además pide ser encerrado para demostrar que no es Kira, y así engañar a L, llegando a olvidar también cualquier recuerdo de que es el asesino. Enseguida Yagami se une a L para investigar al "nuevo Kira" ya que los asesinatos se siguen produciendo, entrando ahora en la conspiración de una gran corporación japonesa y en la codicia de 8 de sus miembros que asesinan para hacer su empresa mas poderosa y multimillonaria. Sin embargo no debemos perder el rumbo y pronto nos daremos cuenta que todo sigue orquestado por un Light ahora amnésico pero que ha dejado todo preparado para su posterior regreso ...

¿Quien sera sera?

En otros posts comentaba que en manga un tomo no es prácticamente nada, ya que se suelen leer a una velocidad asombrosa, sin embargo en este caso tratamos con una densidad (para mi) sin precedentes, para nada aburrido sino todo lo contrario, con una tensión e intriga excepcionales las cuales te hacen desear que el tomo nunca termine.


Valoración: Imprescindible.